0

Draw Pad Pro, productividad y dibujo en tu iPad

Gracias a la salida de múltiples dispositivos con pantalla touch, la “moda” de la escritura a mano en terminales ha vuelto. Si bien nunca se había ido –seguía siendo posible con  accesorios de Wacom, por ejemplo- ahora se renueva con toda una gama de aplicaciones como Evernote, en su momento Penultimate, Paper y más. El iPad, por supuesto, ha sido punta de lanza en este sentido, y en el día de hoy vamos a repasar la llegada de la nueva versión de Draw Pad Pro para este mismo dispositivo. Con una lavada de cara y varias nuevas funcionalidades, es una de las mejores opciones en el mercado de las llamadas note taking apps.

Durante el mes de diciembre llegó a la App Store la nueva versión de Draw Pad Pro, completamente rediseñada. Se trata de una aplicación para tomar notas, dibujar, y muchas cosas más “a mano”. Es también una de las opciones más competitivas que tenemos, con zoom en las zonas “dibujables”, anotación en mapas, anotación en páginas web, 5 temas para personalizar, una versión para iPhone, fondos personalizables para cada anotador, y una de las más grandes superficies dibujables. Esto es, básicamente, una versión resumida de lo que puede hacer Draw Pad Pro.

Esta es una de las claves que tiene Draw Pad Pro: la personalización. Podemos optar por todo, desde la personalización de fondos hasta la customización de los anotadores, lápices y otros instrumentos de dibujo. De hecho, Draw Pad Pro cuenta con 150 tipos de papeles, 20 colores para los blocs y 7 temas para tener un anotador único. Muchos de sus competidores no cuentan con estas opciones: por ejemplo, Paper, que es una de las apps que se destaca por su diseño impecable, poco lugar deja al usuario para imprimir su personalidad en las cosas que hace. Más allá de los dibujos, claro está.

En cuanto a los tipos de papel –como dijimos, 150 diferentes- se pueden configurar en cada una de las páginas de cada bloc de notas. Por ejemplo, en una de las páginas se puede usar papel cuadriculado, en otra rayado y en otra liso. Dependiendo de las necesidades que tengamos en el momento. Por ende, los de Draw Pad Pro van más allá de la simple anotación para poder ampliar un poco más el horizonte a una completa suite de productividad, con la capacidad de administrar proyectos, algo único en esta gama de aplicaciones. Quizás Evernote, que del todo no es tan similar, pueda ser la única que se compare en cierto sentido.

Otro aspecto importante es la capacidad artística que tiene la aplicación, sin necesidad de realmente ser artista. Se pueden usar diferentes tipos de trazo, en 6 tamaños diferentes y 25 colores. Una de las cosas novedosas que introduce es la capacidad de acercar y alejar la pantalla a través de gestos táctiles para poder tener un mejor control sobre los detalles del dibujo. También se pueden editar fotografías, que se pueden editar en tamaño, eje de rotación y más. Finalmente, para los que no pueden darse mano con el dibujo, Draw Pad Pro cuenta con una herramienta de calcado y trazado que se puede usar con cualquier imagen.

Si tenemos en cuenta el aspecto de la interfaz, es una de las cosas que más ha cambiado en Draw Pad Pro. Es muy fluida la capacidad de paso de páginas, muy similar a la que podemos apreciar en iBooks, también para el iPad. En este sentido es muy intuitiva porque mantiene los estándares de forma uniforme. Pero una de las cosas más interesantes a destacar son las flamantes capacidades sociales para compartir nuestro trabajo. Hoy en día, la verdad es que ninguna aplicación se puede ahorrar perder esta funcionalidad, por lo que no es sorpresa que aparezca. Con Draw Pad Pro se puede enviar datos a Twitter, por correo electrónico, y también se pueden imprimir desde la misma aplicación usando una funcionalidad llamada AirPrint.

Las funcionalidades sociales también se amplían con la posibilidad de compartir páginas o blocs completos a través de archivos PDF, subidos a aplicaciones de terceros con las que tiene integración, como Dropbox o GoodReader. Draw Pad Pro se puede bajar una única vez tanto para iPad como para iPhone, sin tener que pagar un precio adicional, un detalle interesante que no se suele ver en las aplicaciones de los dispositivos de Mac.

El precio tampoco es disparatado, considerando las funcionalidades a las que tenemos acceso. Si bien otras aplicaciones son gratuitas, como por ejemplo Paper, no tienen las opciones que tenemos con Draw Pad Pro. Su versión renovada ya se puede descargar por U$S2,99 en la App Store, tanto para iPad como para iPhone. Los desarrolladores, de Fishington Studios, prometen actualizaciones regulares para seguir mejorándola.

¿Nuestra opinión final? Draw Pad Pro nos brida toda una gama de funcionalidades para la productividad y el arte, a un precio accesible. Su funcionamiento es muy estable, y la interfaz lo suficientemente intuitiva como para  que apenas la instalemos estemos listos para usarla. Para las personas que suelen tomar notas en su iPad pero que desean tener funcionalidades más avanzadas, es una opción ideal. Por ejemplo, para tomar notas durante una reunión y después compartirlas a través de correo electrónico en un archivo PDF. Para los artistas también es completamente válida, ofreciendo opciones más avanzadas para dibujar.

La entrada Draw Pad Pro, productividad y dibujo en tu iPad aparece primero en Bitelia.

 

Leave a reply